sábado, 7 de enero de 2012

El viento silba al colarse entre las frágiles ramas de los sauces; las últimas gotas de lluvia de la reciente tormenta se estrellan contra los cristales de la ventana, cuyo repiqueteo compone la melodía que acompaña el aura de la habitación; unas tímidas nubes empiezan a salpicar un cielo pintado de un azul intenso, que antaño había sido de un gris perla, encapotado, triste, lloroso. Los primeros rayos de sol empiezan a reflejarse en las gotas de rocío que cubren los secos pétalos de unas rosas sin vida, cuyas espinas un día fueron centinelas de su fulgor.
Abrí las ventanas. Una suave brisa matutina me acarició las mejillas y se llevó cualquier atisbo de culpabilidad entre sus dedos, cerré los ojos y exhalé el suave olor a tierra mojada que había empapado el amanecer de aquel día.

'Por muy larga que sea la tormenta el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes' (Khalil Gibran)

2 comentarios:

  1. Dios , me encanta tu blog ;)
    es precioso *_*
    aquí te dejo el mio y si te apetece pasarte adelante , todo tuyo.
    http://ventura-cazadoradesonrisas.blogspot.com/
    Te sigo , si el mio te gusta y te apetece , sígueme ^^
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola cielo! :D
    muchísisisisisisisisisimas gracias ^^ ya he visto tu blog y me encanta! *-* te sigo!
    un besito guapísima! y sigue así <3

    ResponderEliminar